6 de diciembre, Día de la Constitución española: Qué celebramos

Día de Constitución española

Como cada 6 de diciembre celebramos el Día de la Constitución Española, fecha que se marca como efeméride y no hábil en el calendario laboral. Este es un hecho histórico que ha marcado la vida de los españoles, pues se festeja el inicio de la democracia.

En el calendario laboral de España de este 2021, tan solo nos quedan las fechas correspondientes al mes de diciembre. Es por ello que en este post nos dimos a la tarea de contarte la historia detrás de este acontecimiento, su origen e importancia. Al terminar de leer, sabrás por qué celebrar este acontecimiento no es algo que ha de pasar por debajo de la mesa.

Día de la Constitución española, por qué se celebra esta fecha 

Se trata de una de las festividades laicas más importantes para los españoles, pues representa uno de los hitos históricos y políticos de mayor relevancia. El 6 de diciembre de 1978 se realizó un referéndum en el que se ratificó el proyecto de Constitución por una amplia mayoría. Hecho que se produce tres años después de la muerte de Francisco Franco, y daría fin a la Transición Española, iniciando una nueva era.

Sin embargo, se celebró por primera vez en el año 1983, cuando por Decreto Real del 30 de noviembre se fijó como festivo nacional. Es desde entonces que se hacen actos conmemorativos para recordar el día en el que pueblo, con una gran mayoría aprobó la actual Constitución.

¿Qué es una constitución?

La constitución es un documento que afianza las bases de un país democrático, en él se recopilan todas las normas básicas de un país. Es más que un simple papel donde se acumulan leyes, derechos y deberes del gobierno y los ciudadanos. Representa un acuerdo entre el mundo civil y el jurídico, en el que se pacta el respeto por la nación y los que la componen. Es decir, poderes públicos, sociedad civil, fuerzas armadas, y no existe ley o decreto que esté por encima de ella.

En principio, la constitución debe velar por los derechos básicos de quienes hacen vida en la nación. Da la estructura política del país, y en ella se contienen todo tipo de regulaciones que velan por el cuidado de la población, su territorio y cultura.

Actualmente y gracias a la constitución de 1978, España cuenta con una democracia representativa y una monarquía parlamentaria. Esto se traduce en:

  • El Jefe de Estado en la figura del rey.
  • Jefe del Poder Ejecutivo en el presidente del Gobierno
  • Las Cortes Generales como el Parlamento.
  • El Poder Judicial, conformado por tribunales, juzgados, magistrados y jueces.

El pueblo elige los representantes que darán su voz y voto en el parlamento, que por su parte ejercen funciones legislativas y de gobierno. Mientras que el rey es quien se asegura que las instituciones funcionen correctamente, siendo una figura que representa la unidad y estabilidad al país.

Este año el Día de la Constitución Española cae lunes, por lo que se espera un fin de semana largo para todo el territorio. Pero, cuando la fecha es un día domingo, muchas provincias suelen aplazar este festejo para el lunes siguiente. De esta manera se obtiene un total de 4 días libres, ya que el 8 de diciembre es el día de la Inmaculada Concepción.

La transición: El camino hacia la nueva Constitución Española

Al morir Francisco Franco el 20 de noviembre de 1975, comienza la conocida Transición Española que duraría hasta la aprobación de la constitución en 1978. Esta sería la época en la que ocurrió un proceso para dar fin a la sangrienta dictadura franquista, iniciando la nueva era democrática. Con la democracia también llegó la monarquía liderada por el Rey Juan Carlos I, sistema político que se mantiene hasta la actualidad.

El reinado de Juan Carlos I inició apenas dos días después de la muerte de Franco, según la ley franquista de sucesión en la jefatura de Estado. Esta legislación convertía a España en reino y determinaba el nuevo regente, que era nombrado por el propio general. La designación se saltó la línea de sucesión natural, ya que el reinado correspondía a Juan de Borbón, padre de Juan Carlos I.

El Rey, en un principio fue rechazado por muchas personas, sin embargo, sería pieza fundamental en la transición. En dicho proceso que se inicia con la muerte de Franco se emite la octava de las Leyes Fundamentales, una para la reforma política. De esta forma se fue abriendo el paso para el nacimiento de la nueva constitución.

Una de las tareas más importantes durante este periodo, fue designar a los encargados de redactar el nuevo documento que reemplazaría a las Leyes Fundamentales. Este conjunto de leyes hacía las veces de constitución, de allí la necesidad de crear un documento acorde a la nueva realidad.

El camino hacia el Día de la Constitución Española

Como te hemos mencionado antes, lo primero que sucedió después de la muerte del dictador, fue el ascenso al trono de Juan Carlos I. Un monarca que fue designado a dedo por Franco y que no cayó bien entre la sociedad civil. Pero sería él quién daría inicio a la nueva era democrática con sus decisiones, e incluso reformas hechas a los poderes controlados por el régimen.

Si bien el inicio de su reinado se vio empañado por su lealtad hacia el franquismo, poco a poco fue alejándose de esa ideología. El ratificar a Carlos Arias Navarro como presidente de gobierno, conformar el gabinete de gobierno con personalidades franquistas, entre otras, ocasionó decepción. Para 1976, el Rey exigió la dimisión de Arias Navarro, quien la presentó de forma inmediata, dando paso a gobiernos más cercanos al pluralismo.

En 1977 surge la necesidad de reemplazar las Leyes Fundamentales con un texto constitucional adaptado a la realidad que estableciera las bases de la democracia. Para ello se designó a 7 representantes de los diferentes partidos para la presentación del anteproyecto de la Carta Magna. Estas personas pasaron a la historia como los Padres de la Constitución.

Finalmente, el 6 de diciembre de 1978 y después de muchos obstáculos se logra hacer el referéndum que terminaría por aprobar la nueva Constitución. Fue la primera Constitución en ser aprobada por la sociedad civil mediante una elección, y que hasta el día de hoy se mantiene vigente.

Referéndum del 6 de diciembre de 1978

Una vez nombrados los juristas que redactarían el documento, se procede a presentar el proyecto para su posterior aprobación. Es así como se determina que el miércoles 6 de diciembre se llevaría a cabo el referéndum para aprobar o no la constitución.

En la pregunta se cuestionaba a los votantes si aprobaban o no el proyecto de Constitución, solo se podía responder sí o no. A simple vista una interrogante de respuesta sencilla, pero con un peso que trascendió en la historia moderna de España. De esta manera, se inició una democracia que se ha mantenido por más de 40 años, con una votación a favor mayor al 88% de los electores.

Pasaron 5 años hasta que el 6 de diciembre se decretó como el Día de la Constitución Española. Una fecha en la que se conmemora el inicio de la democracia, y el inicio de una nueva vida para todos los españoles.

Actividades más comunes para el Día de la Constitución Española

Al ser una efeméride de carácter histórico es completamente normal que se realicen diferentes actividades, tanto a nivel gubernamental como educativo. De esta forma, los ciudadanos tendrán presente su importancia histórica, valorando la libertad que otorga la democracia.

Algunas actividades oficiales incluyen ceremonias protocolarias en las que el encargado de presidir el parlamento se dirige a la nación. Usualmente, se suele invitar a funcionarios con altos cargos en el gobierno e instituciones de índole pública y privada.

Por otro lado, en los centros educativos es necesario educar a niños y jóvenes con respecto al tema, informando y recordando lo sucedido. En el ámbito de primaria se utiliza el recurso del cuento, juegos y relatos, narrando historias sobre los hechos acontecidos hace más de 40 años.

En bachillerato al ser jóvenes que ya conocen la historia se destaca la importancia de la constitución, señalando los artículos más relevantes, leyendo los textos. Además, se emplea material audiovisual que contribuye a una mejor comprensión del tema

En resumen, el Día de la Constitución Española es uno de los hitos históricos de mayor relevancia que todo Español debe conocer a cabalidad. La dictadura de Francisco Franco dejó una huella imborrable en la nación, pero no por ello debe ser olvidada. Es necesario que sea estudiada ampliamente para que no se repita un hecho similar en el futuro.

Por ello, se trata de una efeméride que merece la pena tomarse el día para reflexionar acerca de su impacto en la vida de cada persona. De allí que no solo se recuerda en la política, sino que tiene cabida importante en el pénsum de estudios en todos los niveles.

//Tu contenido del pop up

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sobre Nosotros

El calendario laboral es un documento que se elabora anualmente en las empresas públicas y privadas en todo el territorio español y es de obligatorio cumplimiento.

 

El calendario laboral de España se publica en el Boletín Oficial del Estado, se hace antes de comenzar el año natural. Esta actividad es competencia del Ministerio de Trabajo y Economía Social.

 

De manera, que no importa si la empresa es grande o pequeña, ni el tiempo que tiene ejerciendo, todas deben elaborar el calendario laboral.

 

Al momento de hacerlo tanto los representantes de la empresa como los trabajadores adquieren obligaciones que deberán cumplir en el transcurso del año.

 

Así, los trabajadores deben cumplir con, las horas y días pactados en el calendario laboral. Caso contrario se les aplica el régimen disciplinario, que se establece en la negociación o convenio. Básicamente se establecen los días de trabajo y los días festivos en el territorio nacional.

 

¿Quienes somos?

 

En micalendariolaboral.es tenemos claro que el tiempo de prestación de servicios viene determinado por:

 

  • Las horas que constituyen la jornada laboral y

 

  • La distribución y concreción temporal de la prestación de trabajo.

 

Todo se establece según los acuerdos establecidos en las contrataciones colectivas y las negociaciones que ha realizado la empresa con sus empleados.

 

Somos una empresa encargada de elaborar el calendario laboral, donde se registran los días de trabajo, jornada laboral, los días de descanso, los días festivos, período de vacaciones y jornadas irregulares.

El horario de trabajo y el calendario laboral constituyen la base de la programación y planificación empresarial.

 

Por lo que su uso es indispensable para hacer el seguimiento del trabajo en las empresas.

 

En él se recogen los días festivos nacionales, así como, los días festivos de cada Comunidad Autónoma.

La legislación laboral española, el Estatuto de los Trabajadores y la Constitución Española,  establecen la obligatoriedad de las empresas de elaborar un calendario laboral y colocarlo en un lugar visible en el lugar de trabajo.

 

Para hacer el calendario laboral, la ley establece que se deben identificar todos los días festivos nacionales, de las Comunidades Autónomas y Municipios.

 

Las fiestas laborales nacionales, se consideran:

 

  • No sustituibles

 

  • Retribuidas

 

  • No recuperables. 

 

De manera, que para elaborar el calendario laboral se deben establecer los días feriados nacionales. Posteriormente, cada Comunidad Autónoma, debe añadir otros tres días festivos.

 

Estos corresponden a un día de fiesta propia de la Comunidad y días festivos de ámbito local, propios de cada Municipio.

 

Otra norma a considerar es que cuando un día festivo de ámbito nacional cae en domingo, las Comunidades Autónomas tienen la potestad de trasladar el descanso  al lunes siguiente.

 

También, pueden sustituirla por otra fiesta tradicional en su Comunidad o Municipio.

 

Por otra parte, La Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, establece que si la empresa no informa al trabajador sobre la duración o distribución de su jornada, la empresa, puede ser objeto de una multa  de 60 y 625 euros.

 

En resumen, el calendario laboral es un documento fundamental y obligatorio, necesario para el buen funcionamiento de la empresa en todos sus niveles.